Recursos en Español (Resources in Spanish)

Spanish Services Banner

Cómo hablar con los niños sobre el cáncer en la familia.

Cuando un padre tiene cáncer, la comunicación continua, honesta, y apropiada para la edad es esencial. Cuando los padres hablan con sus hijos sobre su cáncer y los cambios que se llevarán a cabo, fortalece la relación y la confianza.

Los niños sabrán a quién pueden ir con preguntas o para hablar. Los padres alientan la ayuda y el apoyo para que cada miembro pueda enfrentar mejor los desafíos diarios que enfrentan como individuos y como familia.

Qué es importante saber para ayudar a su hijo (edades 6 a 10) a sobrellevar su diagnóstico de cáncer.

  • Trate de mantener las rutinas normales (en la medida de lo posible).
  • Deje que su hijo sienta enojo. Es parte natural de ajustarse a su enfermedad.
  • Hágale saber a su hijo lo que pasará pronto. Los niños de esta edad no pueden anticiparse a las semanas o meses que vienen.
  • Dele tiempo a su hijo para que hable y haga preguntas, pero no se sorprenda si no quieren hablar cuando hable usted.

Qué es importante saber para ayudar a su hijo (edades 11-13) a sobrellevar su diagnóstico de cáncer.

  • Hágale saber a su hijo que deben continuar con sus actividades normales.
  • Mantenga las tradiciones familiares, pero también converse sobre cómo puede el cáncer afectar a su familia durante vacaciones o las actividades venideras.
  • Sea abierto y honesto para que no llenen los vacíos con su imaginación.
  • Reafirme a su hijo que usted aún es el padre o la madre. Es importante hacerles saber que aún hay reglas que deben seguir.

Qué es importante saber para ayudar a su hijo (edades 14-18) a sobrellevar su diagnóstico de cáncer.

  • Los adolescentes tienen una comprensión adulta del cáncer, y a menudo quieren obtener información detallada sobre la enfermedad de sus padres.
  • Sea específico sobre lo que pueden hacer para ayudar, pero sea realista sobre cuánto tiempo espera que estén en casa.
  • Intente no tomarlo como algo personal si su hijo adolescente está más interesado en sus amigos y vida social. Los amigos son su red de apoyo.
  • Pregúntele a su hijo si desea acompañarlo a sus consultas. Esto puede ayudarlos a entender lo que está viviendo.

Comer para la salud: Apoye su cuerpo durante y después del tratamiento del cáncer

Un plato lleno y saludable

Download PDF

¿Cuántas veces ha escuchado el dicho “La comida es medicina”? Según el National Cancer Institute (NCI), los hábitos alimenticios saludables son importantes durante y después del tratamiento del cáncer. Una nutrición adecuada ayuda a los pacientes a mantener un peso corporal saludable, a mantener la fuerza, a mantener los tejidos corporales sanos y a disminuir los efectos secundarios durante y después del tratamiento.

Para los pacientes y sobrevivientes de cáncer, todos, desde Google hasta una tía preocupada, parecen tener una opinión o una dieta favorita a la que recurrir que seguramente les ayudará. Sin embargo, seguir los consejos de  extraños en línea o de amigos puede ser particularmente problemático. El tratamiento del cáncer puede afectar partes físicas del sistema digestivo o alterar los procesos metabólicos de maneras diferentes. Los alimentos y dietas que pueden ser buenos para algunos pueden no serlo para otros. Por ejemplo, una dieta rica en fibra puede sonar saludable pero en realidad puede ser mala para las personas con algunos tipos de cáncer. Además, palabras populares de moda como “antioxidantes” y “suplementos” que la gente cree que contribuyen a una buena nutrición pueden en realidad reducir la eficacia de algunas intervenciones contra el cáncer.

Los pacientes y sobrevivientes de cáncer tienen mucho entre manos. Los alimentos que comen puede ser una de las pocas cosas que pueden controlar. La comida se convierte a menudo en el centro de atención para aquellos que quieren gestionar mejor su experiencia de tratamiento y reducir la probabilidad de recurrencia. Como resultado de ello, los pacientes de cáncer pueden recurrir a la búsqueda de información en línea por sí mismos. Sin embargo, en una encuesta de sitios web de centros oncológicos, las recomendaciones de nutrición para pacientes con cáncer fueron “consistentemente inconsistentes”, de acuerdo con el Dr. Colin Champ y sus colegas en la edición de marzo de 2013 de Nutrition and Cancer [Nutrición y cáncer].

Además, las recomendaciones en línea no se adaptan a las necesidades del paciente de forma individual. “Los pacientes con cáncer deben recibir recomendaciones personalizadas y basadas en la evidencia por parte de un experto en nutrición, basándose en una serie de factores, incluyendo su tipo de cáncer, la etapa de la enfermedad, el tratamiento planificado, el historial de nutrición, el historial de peso y los resultados de laboratorio”, explicó Marnie Dobbins, MS, RDN, CNSC, dietista de investigación clínica del NIH Clinical Center, quien trabaja con pacientes con cáncer.

Cancer CAREpoint tiene nutricionistas que pueden ayudar a explorar y personalizar las muchas opciones de alimentos antes, durante y después del tratamiento del cáncer. Ellos comprenden los cambios que los pacientes y los sobrevivientes pueden experimentar: sabor, llagas, náuseas, problemas digestivos, aumento y pérdida de peso, sólo por nombrar algunos. Pueden sugerir formas para ayudar a disminuir los efectos secundarios mientras ayudan a mantener una buena nutrición. Por ejemplo, para aquellos que experimentan cambios en el gusto, cosas tan simples como elegir fuentes de proteínas distintas a las carnes rojas pueden ayudar.

Si los alimentos reconfortantes son la única opción de comida atractiva, se pueden hacer cambios para aumentar el valor nutricional de esos alimentos. Algunos suplementos pueden ser beneficiosos y recomendados por un nutricionista en algunos casos. Lo más importante que hay que recordar es que si la comida es una medicina, asegúrese de que todo su equipo de atención médica esté al tanto de cualquier cambio en los síntomas que tenga, cualquier cambio que haga en su dieta y cualquier suplemento que tome.

 

Mejores consejos para mantenerte nutricionalmente fuerte: Antes, durante y después del tratamiento del cáncer

Download PDF

La comida importa y mucho cuando estás luchando contra el cáncer. Hay muchas vitaminas y minerales curativos en los alimentos que te fortalecen y ayudan a prevenir el crecimiento del cáncer. Estar bien nutrida te ayudará a mantenerte fuerte, te ayudará a que el tratamiento funcione mejor, te ayudará a controlar mejor los efectos secundarios del tratamiento y ayudará a prevenir la recurrencia del cáncer.

  1. Bebe más agua. El cáncer y su tratamiento pueden ser deshidratantes. Los efectos secundarios serán menores si estas bien hidratada. Prueba con 6-8 vasos o aproximadamente 2 qt de agua al día. Añadir un poco de limón para un mejor sabor. Disfruta del té de hierbas, el caldo o el agua de coco, como parte de tu consumo de agua. Bebe líquidos a lo largo del día.
  2. Sigue un plan de alimentación: coma 3 “comidas cuadradas” al día o 6 “mini comidas” al día, incluso si son solo un par de bocados. Una comida puede tener:
    • Un carbohidrato, como el pan, el arroz, la papa, la batata, los frijoles
    • una proteína, como huevos, carne, pollo, pescado, frijoles, queso de soja (tofu)
    • Verduras coloridas, como las verduras de primavera, los tomates, el repollo, las judías verdes, el brócoli, la coliflor.
    • alguna grasa saludable, como aguacate, aceite de oliva, nueces, semillas.

    Las comidas regulares (incluso pequeños bocados) en horarios regulares te ayudarán a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre y los niveles de energía, y asi te ayudarán a controlar la fatiga.

  3. Si el apetito es débil, las “comidas” pueden ser pequeñas y fáciles de digerir: taza de sopa; guiso a fuego lento; avena; huevo blando o revuelto; una tostada con aguacate; taza de yogur; galletas con atún; una bebida en caja, como Orgain o incluso algunos alimentos para bebés.
    Pruebe un smoothie/batido mezclando: yogur, leche de almendras, bayas, ½ banana, algunas nueces y semillas; algo de espinaca o col rizada (kale). Agrega ½ palta para más calorías o cremosidad. Agrega un poco de canela para el sabor y el calor; Añadir un poco de cúrcuma para más actividad contra el cáncer.
    Evite ser demasiado restrictivo durante el tratamiento. Haz lo mejor que puedas.
    Los estudios demuestran que es mejor comer más ligero el día anterior, el mismo día y el día después de la quimioterapia. Esto hace que la quimioterapia funcione mejor y minimiza los efectos de la quimioterapia en las células normales.
  4. Planifica y prepara. En días energéticos, planea un menú de 3 días. Compra, cocina con anticipación, congela, (obtenga un poco de recipientes de vidrio con tapas y cinta para congelar). Pide y acepta ayuda de familiares y amigos.
  5. Come más verduras de colores. Disfruta de un arcoiris! Disfrute de las verduras para bocadillos, con las comidas, conviértalos en el plato principal de las comidas, disfrute de sopas y guisos. Las verduras proporcionan vitaminas y minerales que combaten el cáncer. Agregan fibra para nutrir las bacterias intestinales y mantener los intestinos en movimiento. Elige orgánico cuando puedas. Visite www.ewg.org para obtener una lista de la docena sucia que lo ayudará a priorizar las opciones orgánicas.
  6. Come más los vegetales de la familia del brócoli, estos se llaman crucíferas – super estrellas de los vegetales. Pruebe una o más porciones de ½ taza de verduras crucíferas por día; Añadir a las comidas y aperitivos. Tienen azufre que protege la salud del hígado y glucosinolatos que tienen un poder especial contra el cáncer. Ejemplos de crucíferas incluyen: brócoli, coliflor, coles de Bruselas, col, col rizada, coles, rúcula, colinabo, berro, rábano, daikon.
  7. Disfrute de frutas de colores brillantes – como las bayas – que están llenas de antioxidantes que tienen poderes curativos y contra el cáncer. Para la mayoría de las personas, 3 porciones de ½ taza es una buena cantidad. Pero esto puede variar con el individuo y con las estaciones. Visite un mercado local de agricultores y pruebe la fruta que este en temporada. Disfrute con el desayuno, como un refrigerio entre comidas o en un batido/smoothie.
  8. Agregue alimentos fermentados, como yogur (sin azúcar), kéfir, chucrut, kimchee, remolacha kvass. Disfrute como condimento, (aproximadamente ¼-1/2 taza con las comidas). Durante miles de años los alimentos fermentados han estado promoviendo la salud. Agregan miles de millones de bacterias beneficiosas que colonizan el tracto digestivo, apoyan la digestión, producen vitaminas, fortalecen y equilibran el sistema inmunológico. Casi el 70% del sistema inmunológico de su cuerpo está en el tracto gastrointestinal.
  9. Evite el azúcar como las sodas, pasteles, dulces. Los alimentos y bebidas azucaradas agotan las vitaminas y minerales. Causan desequilibrio. Bajan tu sistema inmunológico. Elija alimentos que proporcionen nutrición. Frutas, frutos secos, semillas hacen meriendas nutritivas.
  10. Controlar la diabetes o pre diabetes. Siga una dieta que controle el azúcar en la sangre, si tiene diabetes o pre diabetes. Siga las instrucciones de un médico si está tomando medicamentos para la diabetes. Evite el azúcar, el pan, el arroz blanco, los dulces que aumentan la glucosa en la sangre.

Provided by: Nancy Birang, BS, MT, NC – Integrative Nutrition Consultant – 408-832-6178 nancy [email protected]www.fourseasonsnutrition.com

 

Recetas

Salsas y Aderezos Favoritos

Download PDF

Salsas ya hechas:
Limón fresco, aceite de oliva, vinagreta, hummus, guacamole, salsa, cualquier tipo: salsa roja, salsa verde, salsa de mango, salsa de frijoles

Salsa de maní picante
En un tazón, mezcle 1 ½ taza de mantequilla de maní, 1 pulgada de jengibre fresco triturado, 1 diente de ajo, triturado, 2 cucharadas de salsa de soja o Tamari, jugo de 1 lima, ½-1/2 taza de leche de coco o agua, opción: ½ cucharadita hojuelas de chile rojo. Almacene en un frasco de vidrio cubierto por hasta una semana.

Aderezo de miso, sésamo y jengibre
En un tazón, mezcle 2 T de jengibre fresco rallado, 2 T de pasta de miso, jugo de 1 lima, 1 T de semillas de sésamo, 1 T de salsa de soja o Tamari, 2-3 T de aceite de oliva, 1 T de miel, 2 T de aceite de sésamo tostado (opcional), 2 cucharadas de sidra de manzana u otro vinagre. Mantener en una botella de vidrio cubierta por hasta 1 semana.

Queso vegano
Agregue a un procesador de alimentos: ¾ c anacardos crudos (previamente remojados), 3 cucharadas. levadura nutricional, ¾ cdta. sal marina, ¼ cucharadita ajo en polvo y pulso hasta que esté bien mezclado. Almacene en un recipiente hermético, en el refrigerador, por hasta 3 semanas.
Pesto de albahaca o cilantro
En un procesador de alimentos, pulse hasta que esté bien mezclado: 2 tazas de albahaca fresca (o cilantro), 2 dientes de ajo, pelados, picados o 2 cucharaditas. ajo picado, ¼ de taza de pino u otras nueces. Agregue lentamente 2/3 c de aceite de oliva virgen extra. Pulso hasta que esté bien mezclado. Agregue ½ cucharadita. sal marina, jugo de 1 limón. Legumbres.

Aderezo básico para ensaladas
En una taza de vidrio, mezcle: aproximadamente ¼ c de aceite de oliva virgen extra, aproximadamente 3 cucharadas. Sidra de manzana, vinagre balsámico u otro, aproximadamente 1/2 cucharadita. Mostaza Dijon, aproximadamente 1 cucharadita. miel (licuada), jugo de ½ limón, sal marina y pimienta al gusto, otros condimentos según se desee. Opción: agregue 1 cucharada. Pasta de miso

Aderezo Saludable
En un tazón mediano, agregue: ¾ c yogur griego simple o puré de aguacate; agregue lentamente 6 cucharadas. Aceite de oliva virgen extra: agregue 1 cucharada. a la vez, permitiendo que se mezcle bien con el yogurt; agregue sal marina y pimienta negra al gusto; mezcle otras especias: eneldo seco, menta, según lo desee; opciones: mezclar en 1 cucharadita. miel, 2 cucharadas Parmesano fresco o levadura nutricional. Úselo inmediatamente o almacene hasta 1 semana en el refrigerador.

Mejores consejos para mantenerte nutricionalmente fuerte: Antes, durante y después del tratamiento del cáncer

Download PDF

La comida importa y mucho cuando estás luchando contra el cáncer. Hay muchas vitaminas y minerales curativos en los alimentos que te fortalecen y ayudan a prevenir el crecimiento del cáncer. Estar bien nutrida te ayudará a mantenerte fuerte, te ayudará a que el tratamiento funcione mejor, te ayudará a controlar mejor los efectos secundarios del tratamiento y ayudará a prevenir la recurrencia del cáncer.

  1. Bebe más agua. El cáncer y su tratamiento pueden ser deshidratantes. Los efectos secundarios serán menores si estas bien hidratada. Prueba con 6-8 vasos o aproximadamente 2 qt de agua al día. Añadir un poco de limón para un mejor sabor. Disfruta del té de hierbas, el caldo o el agua de coco, como parte de tu consumo de agua. Bebe líquidos a lo largo del día.
  2. Sigue un plan de alimentación: coma 3 “comidas cuadradas” al día o 6 “mini comidas” al día, incluso si son solo un par de bocados. Una comida puede tener:
    • Un carbohidrato, como el pan, el arroz, la papa, la batata, los frijoles
    • una proteína, como huevos, carne, pollo, pescado, frijoles, queso de soja (tofu)
    • Verduras coloridas, como las verduras de primavera, los tomates, el repollo, las judías verdes, el brócoli, la coliflor.
    • alguna grasa saludable, como aguacate, aceite de oliva, nueces, semillas.

Las comidas regulares (incluso pequeños bocados) en horarios regulares te ayudarán a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre y los niveles de energía, y asi te ayudarán a controlar la fatiga.

  1. Si el apetito es débil, las “comidas” pueden ser pequeñas y fáciles de digerir: taza de sopa; guiso a fuego lento; avena; huevo blando o revuelto; una tostada con aguacate; taza de yogur; galletas con atún; una bebida en caja, como Orgain o incluso algunos alimentos para bebés.
    • Pruebe un smoothie/batido mezclando: yogur, leche de almendras, bayas, ½ banana, algunas nueces y semillas; algo de espinaca o col rizada (kale). Agrega ½ palta para más calorías o cremosidad. Agrega un poco de canela para el sabor y el calor; Añadir un poco de cúrcuma para más actividad contra el cáncer.
    • Evite ser demasiado restrictivo durante el tratamiento. Haz lo mejor que puedas.
    • Los estudios demuestran que es mejor comer más ligero el día anterior, el mismo día y el día después de la quimioterapia. Esto hace que la quimioterapia funcione mejor y minimiza los efectos de la quimioterapia en las células normales.
  2. Planifica y prepara. En días energéticos, planea un menú de 3 días. Compra, cocina con anticipación, congela, (obtenga un poco de recipientes de vidrio con tapas y cinta para congelar). Pide y acepta ayuda de familiares y amigos.
  3. Come más verduras de colores. Disfruta de un arcoiris! Disfrute de las verduras para bocadillos, con las comidas, conviértalos en el plato principal de las comidas, disfrute de sopas y guisos. Las verduras proporcionan vitaminas y minerales que combaten el cáncer. Agregan fibra para nutrir las bacterias intestinales y mantener los intestinos en movimiento. Elige orgánico cuando puedas. Visite www.ewg.org para obtener una lista de la docena sucia que lo ayudará a priorizar las opciones orgánicas.
  4. Come más los vegetales de la familia del brócoli, estos se llaman crucíferas – super estrellas de los vegetales. Pruebe una o más porciones de ½ taza de verduras crucíferas por día; Añadir a las comidas y aperitivos. Tienen azufre que protege la salud del hígado y glucosinolatos que tienen un poder especial contra el cáncer. Ejemplos de crucíferas incluyen: brócoli, coliflor, coles de Bruselas, col, col rizada, coles, rúcula, colinabo, berro, rábano, daikon.
  5. Disfrute de frutas de colores brillantes – como las bayas – que están llenas de antioxidantes que tienen poderes curativos y contra el cáncer. Para la mayoría de las personas, 3 porciones de ½ taza es una buena cantidad. Pero esto puede variar con el individuo y con las estaciones. Visite un mercado local de agricultores y pruebe la fruta que este en temporada. Disfrute con el desayuno, como un refrigerio entre comidas o en un batido/smoothie.
  6. Agregue alimentos fermentados, como yogur (sin azúcar), kéfir, chucrut, kimchee, remolacha kvass. Disfrute como condimento, (aproximadamente ¼-1/2 taza con las comidas). Durante miles de años los alimentos fermentados han estado promoviendo la salud. Agregan miles de millones de bacterias beneficiosas que colonizan el tracto digestivo, apoyan la digestión, producen vitaminas, fortalecen y equilibran el sistema inmunológico. Casi el 70% del sistema inmunológico de su cuerpo está en el tracto gastrointestinal.
  7. Evite el azúcar como las sodas, pasteles, dulces. Los alimentos y bebidas azucaradas agotan las vitaminas y minerales. Causan desequilibrio. Bajan tu sistema inmunológico. Elija alimentos que proporcionen nutrición. Frutas, frutos secos, semillas hacen meriendas nutritivas.
  8. Controlar la diabetes o pre diabetes. Siga una dieta que controle el azúcar en la sangre, si tiene diabetes o pre diabetes. Siga las instrucciones de un médico si está tomando medicamentos para la diabetes. Evite el azúcar, el pan, el arroz blanco, los dulces que aumentan la glucosa en la sangre.

Controlar los efectos secundarios comunes

Estreñimiento
La medicación para la náusea puede causar estreñimiento. Su médico puede recomendar un ablandador de heces.
Beba más agua. Coma alimentos ricos en fibra, como verduras, frutas, avena, salvado de avena, ciruelas remojadas.
Tomar yogur.
Pruebe el citrato de magnesio como un polvo (polvo Calm), o una cápsula o tableta que se toma antes de acostarse.
Pruebe Triphala polvo o cápsula o tabletas, 2-4, a la hora de acostarse. Puede obtenerse en línea o en tiendas.
Si es necesario, un enema.

Diarrea
Beba más líquidos: agua, agua de coco, caldo, sopa.
Comer comidas más pequeñas. Coma alimentos fáciles de digerir (bajos en fibra), como sopa de arroz, compota de manzana, alimentos para bebés.
Coma yogur, sin azúcar.
Trate de mezclar 1-2 cucharadas. de polvo de algarroba en 1 taza de compota de manzana o té de menta.

Poco apetito
Siga un horario: coma 3 comidas pequeñas al día, incluso si no tiene hambre y la comida no sabe bien.
Las comidas pueden ser muy pequeñas, como una taza de sopa o unos bocados de avena. Comer con familiares y amigos.
Añadir la canela a la comida. La canela estimula el apetito.
Tome té de jengibre después de las comidas para estimular la digestión y resolver un malestar estomacal.
Pruebe el vinagre de sidra de manzana, (1 cucharada) en 1 taza de agua antes de las comidas, para estimular la digestión.
Tomar un suplemento de zinc después del desayuno. El zinc ayuda con los cambios de sabor.
Agregue limón, salsas y especias a la comida para mejorar el gusto y el sabor.

Fatiga
Bebe más líquidos. La deshidratación puede hacer que se fatigue.
Tenga comidas regulares, con proteínas, aunque sean pequeñas picaduras, para mantener el azúcar en la sangre y los niveles de energía estables.
Salga a caminar diariamente o haga otros ejercicios diarios, aunque solo sea por 10 min.
Descansa más. Evitar hacer más.

Náusea
Tome medicamentos contra las náuseas, según las indicaciones. La prevención de las náuseas es clave.
Coma pequeñas cantidades de comida a la vez. Coma unas cuantas galletas antes de levantarse de la cama.
Tome té de jengibre, chupe pastillas de jengibre o agregue jengibre a las comidas y bebidas.

Úlceras de boca
Enjuague su boca con bicarbonato de sodio (1 cucharada) en 1 taza de agua.
Pruebe el té de corteza de olmo resbaladizo: 1 cucharada. Corteza de olmo resbaladiza en 1 taza de agua hirviendo. Mezcla. Deja enfriar.
Toma yogur. Swish en la boca antes de tragar

Yoga

Comencemos por el inicio

Bienvenidos a esta clase de yoga ‘Comencemos por el inicio’ – los fundamentos de yoga. Creada tanto para quienes comienzan a explorar el yoga por primera vez como para quienes ya tienen suficiente práctica pero les gustaría regresar a los conceptos y posturas básicas y esenciales. Esta clase tiene como propósito el inspirarte a ti como paciente y a ti cómo sobreviviente a reconectar nuevamente con tu cuerpo de manera accesible y sencilla. Una clase a la que puedes regresar cuantas veces quieras y te sientas seguro/a de seguir adelante con otras opciones. Disfrútala!

Meditación para calma y tranquilidad

Esta meditación breve y efectiva, esta creada para ayudarnos a encontrar calma y tranquilidad interna. Ideal para ayudarnos en momentos difíciles como cuando la ansiedad y los nervios tienden a dominar, por ejemplo antes de una cirugía, intervención medica, tratamiento o visitas con tus doctores. Llevando nuestro enfoque a la respiración y así uniendo este enfoque y respiración a las sensaciones internas del cuerpo, nos concentramos en conectar con ese espacio interno donde la paz, calma y tranquilidad siempre están proporcionándonos balance y bienestar.

Yoga Suave para pacientes

Practica de yoga suave y gentil creada para (re) conectar con las sensaciones externas e internas de tu cuerpo. La intención de esta práctica es el relajar cualquier rigidez en tus músculos y alma, calmar dolores y ayudar contra síntomas de nausea y mareos. Ademas, esta práctica suave te ofrece una pausa que te permite crear distancia de las situaciones difíciles por las que estes pasando mientras y después de tratamientos. Una pausa bien merecida para mantenerte fuerte, resiliente y balanceada.

Mindfulness

Meditación y Ejercicio de Respiración

11:38

Te invitamos a practicar esta meditación diariamente, la cual te ayudará a brindar calma y serenidad a tu día. Música: Charanpal Kaur.

Meditación para la práctica de Compasión

15:08

Esta meditación te guiará en la práctica de compasión para tí mismo y extender compasión hacia las demás personas.

Meditación - Cultivando Alegría y Atención Plena

14:58

Esta práctica y ejercicio de meditación te ayudará a cultivar atención y claridad en tu mente. Así como te apoyará a cultivar sentimientos positivos de alegría y gratitud en tu corazón.

Derechos de Autor©2020 por Cancer CAREpoint y Lineth Jezek – Genuine Compassion LLC. Todos los derechos reservados. Este audio no puede ser reproducido, distribuido o compartido de ninguna manera, incluyendo copias de las grabaciones en ninguna forma electrónica u otros métodos sin permisos escritos previos a Cancer CAREpoint y Lineth Jezek. Para permisos contactar a Cancer CAREpoint. 

Call our
Community Helpline:
408.402.6611